lunes, 2 de noviembre de 2015

Una investidura más

Mañana martes 3 de noviembre el Salón de la Fama del Futbol Nacional e Internacional celebrará su quinta ceremonia de investidura en un evento que cada año reúne a grandes figuras del balompié.

El Recinto de los Inmortales, con sede en Pachuca y bajo la dirección de Antonio Moreno, tendrá a invitados de talla internacional como la norteamericana Michelle Akers, el argentino Daniel Passarella, el holandés Ruud Gullit y el español Vicente del Bosque, cuatro figuras del Futbol mundial que darán un toque especial y que serán investidos en el auditorio Gota de Plata.

Por los mexicanos, dos de los técnicos más ganadores del futbol azteca, ambos campeones con los Tuzos del Pachuca, recibirán el honor: Enrique Meza y Victor Manuel Vucetich, además de Luis García, que por fin recibió el reconocimiento.

Los investidos son completados por el uruguayo Alcides Ghiggia, el argentino Amadeo Carrizo, el portugués Luis figo y Ladislao Kubala.

Por cierto, en cuánto  a Figo será el gran ausente, pero se entiende lo que dijo a Toño Moreno pues es su cumpleaños el miércoles y dijo que después de tantos años sin estar junto a su familia quería pasarlo con ellos, y aunque le ofrecieron traerlos a México, los deberes escolares de sus hijos les impedían el viaje por lo que declinó la invitación.

Además se unirán más figuras del Futbol y el deporte que, como cada año, acuden a Pachuca que es el centro del futbol durante ese especial día.

martes, 5 de mayo de 2015

Punto final a un Clausura 2015 irregular

Tres clasificados, diez equipos con posibilidades de meterse a la liguilla y la definición de la batalla por el ascenso son los ingredientes que nos da la jornada 17 del torneo Clausura 2015 de la Liga MX, la cual culminará con la fase regular de un campeonato que ha sido muy irregular (valga la redundancia).

Que entre el primer lugar, Veracruz, y el 14 solo existan ocho puntos de diferencia, y entre el cuarto y el treceavo solo cinco nos da una idea de ese torneo que para muchos es parejo, para otros mediocre y para otros de nivel parecido al de la Liga Premier de Inglaterra “porque cualquiera le gana a cualquiera”.


Luego de ese desempeño a lo largo de las 17 fechas, esperemos que la liguilla cambie y nos regale buenos partidos, con muchos goles y emociones para salvar la campaña, que no parece tener un claro favorito al campeonato pues todos los equipos atravesaron por baches en el torneo que hacen tener dudas en su desempeño.


jueves, 8 de mayo de 2014

Júbilo, lluvia y apesta a final

Empapados, pero con una gran sonrisa en el rostro. Así salieron los aficionados tuzos del estadio Hidalgo, luego de que los hidalguenses derrotaran 2-0 a Santos y tengan un pie dentro de la Gran Final del fútbol mexicano.

A pesar de la intensa lluvia, desde dos horas antes del encuentro le afición comenzó a poblar las tribunas del Huracán -que esta noche hizo honor a su nombre, no solo por el clima, sino por lo que se vio en la cancha-, llenándolas poco a poco, lo que provocó un ambiente que hacía tiempo no se vivía en el coso pachuqueño. Y no era para menos: después de varias temporadas de sufrimiento, los Tuzos estaban en la antesala de la final.

Faltaban minutos para el encuentro, y los equipos saltaron a la cancha para hacer su calentamiento, con la lluvia aun cayendo con fuerza. Santos fue el primer equipo en salir y los silbidos sonaron con intensidad, pero poco duraron, pues enseguida venían los Tuzos, quienes recibieron la primera ovación de la noche.
Los equipos regresaron al vestidor para alistarse y la lluvia paró para que el encuentro comenzara. Pero antes, el sonido local hizo un llamado a la afición para calentar motores y lanzar vitores a los Tuzos previo a su salida. Aplausos y canticos como “Tuzos, Tuzos, Tuzos” o el famoso Chiquitibum daban preámbulo al duelo.

Los equipos saltaron y nuevamente una ovación impresionante, de las más sonoras de la noche, para los Tuzos, porras para Enrique Meza y mentadas para Pedro Caixinha. Cuando el reloj marcaba las 20 horas con 33 minutos, el árbitro Francisco Chacón dio el pitazo inicial, y la afición arrancó con las arengas hacia sus ídolos blanquiazules.
Dos minutos después, un pequeño incidente: parte del alumbrado del Hidalgo se apagó, pero esto no impedía la visión y pudo continuar el juego sin problemas, previa plática entre el silbante y los capitanes, Oswaldo Sánchez y Oscar Pérez. Si, los arqueros son capitanes, esos arqueros que juntos suman más de 80 años y que están en la antesala de una final más en sus carreras.

Los Tuzos dominan en la cancha, tienen el balón y crean oportunidades, aunque no son claras, pero arrancan gritos de la tribuna. Santos tiene pocas, pero saca un susto a los hidalguenses: Oribe Peralta estrella un cabezazo en el poste del arco del ‘Conejo’. Desde el sonido local se anuncia el precio de la cerveza esta noche: 55 pesos, y la afición reprueba el costo con chiflidos y mentadas. Pero pese a la protesta, compran el líquido de cebada para disfrutar de la noche y tratar de quitarse el frío que sigue a la lluvia.

Cerca del final de la primera mitad, Diego De Buen cobra una falta y marca el primer tanto de la noche. Explosión de júbilo en la tribuna, que despide a su equipo con sonoro aplauso.

Para la segunda mitad, Tuzos y Santos regresan dispuestos a seguir entregando un buen partido a la afición. Pero no regresan solos: la lluvia los acompaña y viene con intensidad. Pero, minutos después, nuevamente los seguidores se levantaron de sus asientos con algarabía: Walter Ayoví cobró un tiro de esquina y, luego de una serie de rebotes, el zaguero Hugo Rodríguez empujó el esférico y amplió la ventaja de los hidalguenses.

Pero Santos no bajó los brazos y dio un susto más, esta vez en los pies de Néstor Calderón, quien impactó el esférico en el travesaño.

El partido siguió y los Tuzos manejaron su ventaja, por lo que todo fue fiesta para los más de 28 mil aficionados que abarrotaron el estadio Hidalgo, ese estadio que espera recibir su octava final del futbol mexicano. Un ‘Olé, olé, olé, Tuzos, Tuzos’ coreado por todos los asistentes dio un cierre espectacular a la noche, una noche que continúo con lluvia, pero que se llenó de felicidad y entusiasmo, pues hueles, apesta a final en la cuna del futbol mexicano.

 Desde la cuna sale el nuevo campeón, dicen por ahí. Ahora hay que ir a concluir la obra en Torreón, y esperar la gran final para vivir otra noche espectacular.



miércoles, 16 de abril de 2014

Aumenta la fiebre mundialista con el álbum Panini



Por fin llegó uno de los momentos más esperados para los amantes del fútbol: el lanzamiento del álbum Panini de la Copa del Mundo. Desde finales de marzo comenzó a circular en algunos países esta colección que cada ciclo mundialista rompe todos los records de venta, mientras que en México se lanzó apenas la semana pasada.


Niños, jóvenes y adultos de todas las edades juntan las estampas del Mundial, con los jugadores de las 32 selecciones participantes, los estadios, la Copa FIFA, el balón, las sedes, entre otros aspectos del torneo más importante de futbol del mundo. Es la época en que los que lo juntamos andamos como locos buscando las estampas que nos faltan, y deshaciéndonos de las repetidas, por lo que se arman los buenos intercambios.


La edición de 2014 será la número 12 de los Mundiales, pues la historia de estos álbumes arrancó en la justa celebrada en México durante 1970, año en que la editorial italiana decidió lanzar una colección que tuviera en sus páginas a las selecciones participantes.


Panini edita desde 1961 el álbum de la Liga Italiana, su primera colección de fútbol y con la que vendió más de 15 millones de estampas, nada comparado con los seis mil millones de láminas que se calcula serán lanzadas al mercado en esta colección de Brasil 2014, las cuales serán distribuidas en alrededor de mil millones de sobres. Impresionantes cifras que también se traducen en increíbles números de dinero, mostrando el por qué el fútbol manda en muchos aspectos de la sociedad.


639 estampas son las que los coleccionistas deben obtener para llenar las páginas del álbum, más otras 10 láminas especiales que deben conseguirse a través de mecánicas con patrocinadores como Coca-Cola y Adidas, lo cual representa un gasto extra al que deben realizar los aficionados con los sobres.


Algo que me dejó impresionado es que, a unos días del lanzamiento oficial, muchos ya presumían en las redes sociales su álbum lleno. Y estas personas deben ser coleccionistas que se preparan con su dinerito para esta época, porque a la mayoría nos cuesta trabajo llenarlo y a lo largo de los cinco meses que estará en venta.


Pero si un aficionado no tiene el dinero suficiente para la colección o prefiere realizarlo de otra manera, Panini, en conjunto con Coca-Cola y la FIFA, puso a disposición de los amantes del balompié en el mundo la segunda edición del álbum virtual Panini, el cual es muy similar al impreso.


En este caso, solo basta con ingresar al sitio de la FIFA (http://es.stickeralbum.fifa.com/), crear una cuenta y comenzar con la colección, la cual simula la apertura de sobres, pegar las estampas en las páginas del álbum, y además el intercambio con otros coleccionistas, lo que crea una experiencia extraordinaria.


Esta iniciativa fue lanzada para Sudáfrica 2010, y resultó maravillosa para los aficionados. En lo personal, ese álbum si lo llené, no como el físico, al que no llegué ni a la mitad. Ahora espero llenar los dos, por primera vez llenar uno impreso y así iniciar una buena costumbre (o vicio, como lo quieran ver) para el futuro.


Y todos, porque hasta quienes no gustan del fútbol, estamos contagiados por la fiebre del Mundial, fiebre que cada día aumenta de temperatura y llegará a su punto máximo en un par de meses cuando se dé el puntapié inicial de la máxima justa del balompié mundial. Estoy ansioso porque ese día llegue.








miércoles, 21 de agosto de 2013

“Me gustaría terminar siendo campeón con Pachuca”








“El fútbol me ha dado más de lo que yo esperaba”, sentencia Oscar Pérez, a veinte años de su debut en la Primera División. Fue el 21 de Agosto de 1993 cuando el arquero debutó en el Estadio Azteca, en un partido entre Cruz Azul y Atlas que terminó con marcador de 0-0.

Pérez recuerda cómo inició el camino del fútbol hace dos décadas: “Como todo niño, en el barrio jugando cascaritas con los vecinos, luego llego un momento en el que creció mi interés y llegue a un club en forma, llegue a Atlante muy contento y ahí inicio la aventura”.


El arquero recordó que en sus inicios nunca imaginó todo lo que iba a vivir a lo largo de veinte años de trayectoria en las canchas: “la verdad es que cuando inicié ni por la mente me paso que iba a participar en tres mundiales, es muy satisfactorio, son vivencias extraordinarias y que se me van a quedar para siempre”.

Oscar comentó una anécdota cuando llegó a las filas de la Máquina Celeste: “Cuando llego a Cruz Azul no sabía ni en que fuerza me estaba probando y ya con el tiempo me dijeron que era la reserva profesional, yo pensé que era una fuerza más abajo.
Son vivencias bonitas, uno llega  y no sabe cómo se maneja, como es dentro, de una institución como lo es Cruz Azul”.

Mejor conocido como el ‘Conejo’, Oscar compartió de donde nació el apodo: “El Conejo por el salto, por la potencia de piernas porque para ser portero no soy muy alto, hoy buscan porteros de gran corpulencia, grandes, soy un portero bajo y el salto me ayuda a superar mi estatura”


Oscar Pérez sabe que el final de su carrera está por llegar y quiere terminarla como campeón con los Tuzos del Pachuca: “Me gustaría cerrarlo con logros importantes, con ser campeón con Pachuca, eso me encantaría, seria muy bonito conseguir títulos y me podría ir más tranquilo”

El ‘Conejo’ se despidió confiando que no sabe cuándo terminará la aventura del futbol para él ni el camino que tomará después del retiro: “No sé, eso me lo va ir marcando la vida, iré viendo como me voy sintiendo y en base a eso ya tendré que hacerme un lado”.


martes, 28 de mayo de 2013

La pasión más grande de la vida




Ayer que viajaba en el transporte público, dos caballeros, uno de aproximadamente 50 años y el otro de 30, comenzaron a platicar de futbol. Primero de la final del futbol mexicano ganada por América, después ambos confesaron ser seguidores del Cruz Azul y sentirse decepcionados por una derrota más, luego evocaron los tiempos gloriosos de Miguel Marín, Javier ‘Kalimán’ Guzmán, Alberto Quintano, Eladio Vera, entre otros, jugadores que “si sentían la camiseta y no jugaban nada más por la lana”.

Después de intercambiar opiniones de la situación de La Máquina desde hace tiempo, ambos caballeros llegaron a la conclusión de que hace falta jugadores que sientan la camiseta y que no solo jueguen por el dinero. “Todavía que les pagan por jugar, hacen esas pendejadas”, dice el caballero de menor edad, a lo que el otro responde “Ya hubiera yo querido jugar ahí aunque no me hubieran dado ni un centavo y yo tuviera que pagar”, para luego comenzar a recordar los juegos llaneros que disputaban “donde me raspaba, me enlodaba, hasta me llenaba de mierda con tal de que no saliera el balón o de que no nos metieran gol”.

El caballero de menor edad recordó los consejos de su entrenador de la infancia, las técnicas para pegarle al balón y los duelos épicos que vivió. Mientras desarrollaban esta conversación, pude notar en sus rostros y en sus palabras la gran emoción y la extrema pasión que provoca el balompié en la vida de sus seguidores. La plática llegó a su fin pues uno de los caballeros llegó a su destino.

Luego de presenciar esta emotiva escena, me quedé reflexionando en cómo el futbol es “la cosa más importante de las menos importantes”, diría Arrigo Sacchi, y cómo hermana un balón al mundo. Así como estos dos caballeros que no se conocían y en un momento comenzaron a hablar como si fueran grandes amigos que compartieron la vivencia, en los estadios muchas veces nos abrazamos con un desconocido, en las redes sociales interactuamos con personas de lugares lejanos, pero todo es gracias a la gran pasión que compartimos por el futbol.

Y solo el futbol genera esto. La pasión, poder compartir con desconocidos, entender lo que nos dice, reunir a millones de personas frente  un televisor para ver a 22 guerreros luchando por el honor de un equipo, congregar a miles en los estadios para impulsar a los gladiadores del terreno de juego a la victoria, provocar tumultos, lágrimas, gritos, felicidad, tristeza y hasta muertes.

En la cancha o en la tribuna, la pasión del futbol es lo mejor que existe en este planeta, lo único que te permite despejar la mente, olvidarte de los problemas durante noventa minutos y sentir amor, un amor auténtico por unos colores, por una playera, por un equipo. Lo único que te hace admirar a un personaje que hace magia en la cancha, que te hace vibrar por la genialidad de un Dios en el terreno de juego, que te hace llorar por un gol, que te hace explotar por un triunfo, que te hace enojar por una derrota, que te levanta en los títulos, que te tumba en las caídas.

El futbol es, sin duda, la pasión más grande de la vida. Una pasión que crece cada día y que se mantendrá siempre presente. ¡Viva el futbol! 



Este video refleja la pasión que genera el futbol alrededor del mundo

martes, 2 de abril de 2013

El Quinto partido, un libro para comprender el futbol




Luego de un tiempo sin escribir para este espacio, regreso con una recomendación literaria. Se trata del libro “El Quinto Partido”, escrito por el destacado periodista deportivo Héctor Huerta y su hijo César Huerta, quien también cuenta con trayectoria periodística.

Esta obra contiene 23 extraordinarios cuentos en los que los Huerta nos llevan a recorrer historias del balompié en todos sus frentes: jugadores, entrenadores, directivos, promotores, periodistas y, por supuesto, aficionados.

En estas historias reflejan de gran manera la pasión que genera el fútbol, llevando al lector por los triunfos, los fracasos, la felicidad, la tristeza, las ´tranzas´, las injusticias, las tragedias, los milagros, la delincuencia, la mafia, entre muchos otros aspectos que provoca el deporte más practicado en el mundo.

Once cuentos son escritos por Héctor y once por César, además del cuento 23, el cual escribieron ambos. Héctor Huerta comentó en la presentación del libro en Pachuca que algunos son relacionados a hechos reales del futbol mexicano y mundial, y a lo largo de la lectura podemos notar los nombres de algunos personajes y hechos que nos hacen relacionar de inmediato.

En lo personal fue una lectura extraordinaria, que me hizo emocionar en cada una de sus líneas, algunas de felicidad o de risa, otras de tristeza o de coraje, algunas más por el sentimentalismo impregnado, y también porque algunas las he experimentado como aficionado al futbol.

Vale la pena leer este libro, seas o no aficionado al futbol encontrarás una historia con la que te identificarás y que seguramente te hará vibrar como me sucedió.


P.D. Además quisiera compartirles que pude tener una gran charla con Héctor Huerta el día que presentó su libro en Pachuca, donde venía acompañado de otro destacado periodista, Francisco Barón. Tuve la oportunidad de comer con ellos y platicar de periodismo y futbol, para luego acompañarlos a la presentación y escuchar casi tres horas de debate sobre el balompié. Una buena experiencia.


Se ha producido un error en este gadget.