martes, 5 de julio de 2011

MUNDIAL SUB 17: UNA MAGNÍFICA EXPERIENCIA




Desde que me enteré que México albergaría el Mundial Sub 17 y Pachuca sería una de las sedes me entusiasmo mucho la idea de poder disfrutar una justa internacional en la ciudad.

Unos meses antes del comienzo del Mundial, vino a la ciudad el tour del trofeo, un momento maravilloso estar cerca del título que será levantado por el equipo campeón el 10 de Julio en la cancha del Azteca, además de tomarse la foto junto al técnico campeón mundial en 2005 Jesús Ramírez. La expectativa por el primer mundial en Pachuca crecía cada día más. Pregunté por todos lados donde se conseguirían los boletos, costos, en fin, yo quería ya tener asegurada mi presencia en los partidos del torneo.

Hasta que, a un mes de que comenzara el Mundial, una profesora en la escuela nos comentó sobre la convocatoria para ser parte de la organización como voluntarios. Acudí al casting, éramos muchos chavos con ganas de colaborar. Nos explicaron algunos puntos y características que debíamos tener. Yo no cumplía con algunas, pero aún así decidí registrarme, quedaron en avisarnos días después. Pasaron dos semanas y no llegaba ninguna notificación, pensé que no había sido aceptado y ya iba a comprar mis boletos, hasta que recibí un correo para presentarme a otro proceso de selección. En éste ya nos designaron el área, yo quería en principio participar en algo relacionado a mi carrera, Ciencias de la Comunicación, pero cuando me dijeron que si quería apoyar en los entrenamientos, acepté con gusto, me consideraba que sería un privilegio ser de los pocos que podría presencias las prácticas de las selecciones participantes y estar cerca de ellos. Y no me equivoqué.

Comencé, al lado de mis compañeros, acudiendo a los entrenamientos de Australia y Canadá, que fueron los primeros en llegar a Pachuca. Después nos designaron la selección con la que nos tocaría estar en la fase de grupos, donde tuve la fortuna de estar con Uruguay.

En el primer día de estar con ellos, me presentan con el cuerpo técnico, que es conformado por Fabián Coito, director técnico, Gustavo Ferreyra, asistente técnico, y Sebastián Urrutia, preparador físico, Ignacio Suaya, doctor, entre otros. El ambiente en el grupo es estupendo: hacen bromas, ríen, se toman fotos, disfrutan de su gran momento: estar en la Copa del Mundo Sub 17. Hablando con algunos integrantes del equipo, me dicen que les sorprendió mucho la infraestructura con que cuenta la Universidad del Futbol, pues tienen todo lo necesario en un solo lugar. Y así fueron transcurriendo los días previos al inicio del Mundial, con los charrúas entrenando para llegar a punto a su primer juego.

Dos días antes de debutar en el Mundial, Uruguay va a reconocer la cancha del estadio Hidalgo. Yo pensaba que solo los acompañaríamos en los entrenamientos, pero también nos piden que los apoyemos ahí. Cuando salimos al terreno de juego junto al cuerpo técnico y los jugadores, todos se quedan impresionados, yo también. El césped del estadio Hidalgo es impecable, parece una alfombra, además de que ya cuenta con numerosos detalles mundialistas en la tribuna y otras partes. Los uruguayos se quedan sorprendidos, inclusive comentan que es el mejor estadio en el que han jugado. Un momento magnífico estar con una selección mundialista en el reconocimiento de la cancha, platicar muy de cerca con miembros de la delegación y poder pisar la cancha del Hidalgo. No dejé pasar la oportunidad para tomarme fotos ahí.

Al día siguiente, entrena Uruguay ya para quedar listos para su primer partido. También apoyo este día a Inglaterra, el ambiente ahí es muy distinto: más serios, una delegación más numerosa y con mucho equipamiento para su práctica. Nos comunican que al otro día tenemos que acompañar a Uruguay en los vestidores del estadio: no me lo creo. Fue una de las mejores experiencias estar ahí en los vestidores, ver cómo llegan los jugadores concentrados, metidos en lo que tienen que hacer en el campo, con la música a todo lo que da, la motivación que les da su entrenador y la preparación previa. Siempre había tenido curiosidad por escuchar algunas de las cosas que se dicen en el vestuario y lo pude hacer.

Uruguay gana su partido 3-0 ante Canadá y en el vestidor todo es felicidad. La música aumenta de volumen y bailan celebrando el triunfo. Llega el embajador a felicitarlos. Aún no me creo ese momento: estar en el vestidor de una selección ¡en un Mundial!

Así fue también el segundo partido, contra Ruanda, que los acompañamos en el vestidor. Igual tuve oportunidad de mirar junto al cuerpo técnico el partido entre México y Congo, un deleite observar el juego junto a conocedores, que explican las jugadas, formaciones, cualidades de ciertos jugadores, en fin, aprendiendo mucho de ellos.

Se van a jugar a Torreón el último partido de la primera fase, nos despedimos de ellos, grandes personas que conocí ahí y con las que viví una experiencia maravillosa al poder acompañarles durante su estancia.
Vienen Estados Unidos y Nueva Zelanda a jugar, me toca estar con los neozelandeses en su entrenamiento. También estoy en una práctica de Ruanda. Al concluir la primera fase, México, Inglaterra, Panamá y Argentina vienen a jugar los octavos de final.
Me toca la fortuna de estar junto a México. Aumenta el número de fans y reporteros que vienen a ver a la selección, un gusto acompañar al representativo nacional en su estancia en Pachuca.

También me toca ir a entrenamiento de Inglaterra y Argentina. México gana en octavos y se queda para disputar cuartos, unos días más junto a ellos. Un privilegio ver el entrenamiento, escuchar las indicaciones del técnico Raúl Gutiérrez y cuando les comentaba lo que podía ser clave y tenían que aprovechar en el juego, que después vi que si funcionó.

Así concluye el Mundial en Pachuca, el cual me dejó muchísimas cosas: conocer a excelentes personas, estar cerca de las futuras figuras del futbol mundial, estar en el vestidor de un equipo, sentir la pasión del futbol con enojos, alegrías, frustración, etc., mirar la preparación antes, durante y después de un partido, escuchar a conocedores del futbol sobre varios aspectos, ver cómo deben esperar horas los reporteros para poder obtener la nota y entrevista (algo que en un futuro estaré yo haciendo), entre muchas otras cosas, pero los principal fue disfrutar de la Copa del Mundo y sentirme parte de su organización, cooperando con un pequeño granito de arena.

Una experiencia maravillosa, estupenda y que no olvidaré: mi primer Mundial de Futbol, el primero de muchos, espero.

Les comparto mi Flickr con algunas fotos de mi experiencia mundialista.
http://www.flickr.com/photos/ponchorivagui/

Twitter: @Tuzoalfo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.