martes, 21 de diciembre de 2010

Bicentenario del Inicio de la guerra de Independencia de México, 2010, ¿qué nos dejó?



Este año lo conmemoramos con numerosos eventos alrededor del país, pero faltó algo importante: generar ideas para mejorar el país.

Esto debió haber sido el eje importante de los festejos del Bicentenario del inicio de la guerra de independencia de México y del Centenario de la Revolución Mexicana, pues hubiera sido un extraordinario momento para comenzar otro movimiento, no armado, sino ideológico para sacar a nuestro amado México de la crisis en la que se encuentra sumido. Sin embargo, nada de esto se hizo.

Nuestros políticos no dejaron ningún legado en este año, pues no llegaron a acuerdos trascendentales en las materias más importantes para el desarrollo del país: seguridad, salud, educación, economía, derechos humanos…

En cambio, nos dieron festejos y celebraciones para hacernos sentir más orgullosos de pertenecer a esta nación, pero habrían logrado más si nos hubieran puesto a pensar y reflexionar cómo ayudar a México, por medio de foros, páginas de internet y más medios en los que se hubiera podido llevar a cabo esto. Existieron algunos foros, pero fueron mínimos, hechos por alguna televisora o por el gobierno de algún estado, pero nada que ayudara a despertar en nosotros ese espíritu revolucionario.

Y debo reconocer que esas celebraciones que se realizaron fueron una gran experiencia para mí, algo que me encantó, como el grito de Independencia, el desfile militar del 16 de septiembre, el espectáculo de la mega pantalla ``200 años de ser orgullosamente mexicanos´´, los conciertos que se organizaron, los monumentos inaugurados, en fin, pero hubiera sido aún más maravilloso saber que en el marco de los festejos de los dos hechos históricos más importantes del país se había logrado iniciar un cambio en pro del progreso de México, que para mí sigue siendo el país más hermoso del mundo, por su riqueza natural y cultural, por su historia, por sus costumbres, pero sobre todo por su gente, esa gente que lucha a diario por sus hijos, esa gente que ama a su país y busca cómo ayudarle, esa gente que en busca de un progreso se tiene que ir de su lugar de origen, pero se queda en espíritu, además de que siempre tiene en su mente a su México lindo y querido.

Luchemos por lograr ese cambio, esa revolución ideológica que saque a México de esta crisis en la que está inmerso por culpa de la corrupción, el narcotráfico, la violencia, el desempleo, etcétera, porque sí se puede lograr, el punto es que nosotros creamos que es así y que exijamos verdaderamente a esas personas de la clase política, a los empresarios que manejan el país y a quienes nosotros elegimos para gobernarnos y que vieran por nuestro bien.

Esperemos que en este 2011 que está por comenzar podamos tener un cambio, o por lo menos el inicio de este.

Y lo único que me queda por decir, es que luchen por sus sueños, no se den por vencidos, crean que es posible y exijamos para ayudar a nuestra hermosa patria.


¡Viva México!

Alfonso Rivera Aguilar, Diciembre 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.