domingo, 11 de septiembre de 2011

APROVECHA CADA MOMENTO DE LA VIDA

Día a día escucho y leo a amigos, compañeros, familiares y demás conocidos que se sienten deprimidos, tristes, preocupados, enojados, molestos, etc. por asuntos que yo llamaría superficiales o materiales, como problemas con el trabajo, con la escuela, que si los padres no les dieron dinero o no les dieron permiso, que si terminaron con el novio/la novia, y cosas de ese tipo.

Yo también he experimentado esas emociones, pero con la experiencia he aprendido que debemos valorar más otras cosas de la vida y no dejarnos vencer ni decaer por situaciones como esas, pues aquello viene y va, tal vez hoy no lo tengas pero más adelante lo puedas realizar, en cambio nunca sabes cuándo puedes perder a alguien de tu familia o cuando puedes tú tener un percance y perder alguna capacidad física.

Por eso debemos vivir cada día como si fuera el último, sacarle el máximo provecho a cada momento que estamos en esta vida, estar bien con nuestros semejantes, sobre todo con los seres queridos, y expresarles el cariño que sentimos cada día, porque cuando pierdes a alguno de ellos te queda un sentimiento de arrepentimiento, remordimiento, de aflicción por no haber aprovechado cuando estabas junto a esa persona en vida. También tenemos que valorar que estamos bien físicamente, que tenemos nuestro cuerpo completo y nuestras funciones físicas intactas, algo que muchos querrían tener.

De lo demás de la vida, debemos agradecer todo lo que poseemos, sea mucho o sea poco, pero que nos permite estar en este mundo, disfrutándolo. También debemos valorar esa naturaleza que nos rodea, desde un amanecer, el cielo, los animales, etc., esas son las verdaderas razones para vivir, no hacer que tu vida gire en torno a una persona, a un trabajo, a una escuela, etc. y que cuando no salgan las cosas pierdas las ganas por vivir o te sientas frustrado, pues todo eso es superficial y tarde o temprano se acabará o llegará, según sea el caso.

Debes darle su debida importancia a esos acontecimientos, pero no ponerlos por arriba de lo verdaderamente importante, porque muchas veces por hacerle más caso a esto descuidas todo lo que vale más la pena y luego llega el arrepentimiento cuando sucede algo que te abre los ojos y te das cuenta del tiempo que perdiste por cosas superficiales.

Yo te invito que valores tu vida, todo lo que te rodea, pongas en orden esos conflictos que puedas tener y verás cómo te sentirás mejor, libre, en paz.

Exprime cada momento que vives, detente, observa y mira todo lo bello de este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.